L

a corrupción es el estado natural del sistema policial francés. El oficial René es un claro ejemplo: acepta sobornos de cualquiera, traiciona a sus compañeros con soplos y prácticamente todo lo que hace es reprochable, menos para él que es sin duda el héroe de la película.

Resumen themoviedb.org