H

ace poco más de cinco años, un apacible informático mutiló, asesino y devoró a un hombre tras supuestamente alcanzar un acuerdo mutuo a través de internet. El caso del llamado “caníbal de Rohtenburg”, uno de los que más polémica han generado en la última década, ha servido ahora de inspiración para la primera película del director de videoclips Martin Weisz. Un truculento thriller protagonizado con solidez por Thomas Ketschmann en el papel de asesino caníbal y Thomas Hubber en el papel de víctima, cuya abrupta narrativa se entrecruza con la investigación que del suceso se haya efectuando una joven psicóloga americana (Keri Russell). Prohibida en Alemania pocos días antes de su estreno. (FILMAFFINITY)

Resumen themoviedb.org