C

omo no podía ser de otra forma, Adele abre el concierto echándose un órdago que condicionará el resto del concierto y que me recuerda mucho a cuando Arcade Fire empiezan sus actuaciones con ‘Ready To Start’. ‘Hometown Glory‘ crea el ambiente perfecto para el recital que vendrá después, y concentra toda la atención del público magistralmente. Este pequeño homenaje que hace a su público causa el efecto deseado, y Adele se los mete en el bolsillo desde el primer momento. El tracklist está salpicado en lugares clave de sus mejores cortes, como ‘Turning Tables‘, perteneciente también a su segundo disco

Resumen themoviedb.org