S

ydney y Jack han de viajar como padre e hija de clase alta para infiltrarse en un hospital donde Sark está realizando experimentos con un virus mortal, el mismo con el que el cartógrafo de Irina (Entrega) estaba infectado. Jack le explica a Sydney que nunca la condicionó a ser espía sino que usó el Proyecto Navidad para darle protección en caso de que su entorno se volviera peligroso aunque Sloane se le adelantó y la reclutó para el SD-6. Sydney no se cree nada de lo que le dice su padre y cuando Irina se declara culpable de los cargos que se le imputan, escribe una carta al director de la CIA en la que afirma que su padre ha engañado a la agencia. Su padre se entera de la carta y le advierte a Sydney de que la decisión de Irina está fríamente calculada para apelar a la buena voluntad de Sydney.

Devlin hace llamar a Vaughn y éste le explica que las pruebas de inteligencia soviéticas son muy similares a las estadounidenses, quizá porque Irina las pasara al KGB, y que podrían existir agentes latentes entre los niños norteamericanos. Como las pruebas no son concluyentes, Vaughn contrata a Will para que investigue todo el asunto.

En el hospital, Sydney extrae sangre a uno de los enfermos el cual en su delirio llama Irina a Sydney. Jack se encara con Sydney y le dice que su madre infectó a sus propios agentes con el suero viral para usarlos como cobayas, ¿qué clase de persona haría tal cosa?.

En Los Ángeles, Sloane cree ver a Emily paseando por la calle pero la pierde de vista. Junto a Jack llega a la conclusión de que, o bien Emily está viva o alguien de la Alianza quiere hacerle creer tal cosa. Jack le dice que todo es producto de su propia imaginación por el estrés pero cuando Sloane desentierra el ataúd de su esposa, lo encuentra vacío.

Sydney y Vaughn son puestos en cuarentena debido a que el extraño artefacto Rambaldi de Taiwán (Casi Treinta Años) es en realidad el origen del extraño virus. Sydney da negativo a las pruebas aunque los resultados de Vaughn son poco concluyentes. A pesar de todo, poco después se le da permiso para abandonar la cuarentena. Pero quizá ese permiso sea un poco prematuro...

Sydney observa por las pantallas el juicio a su madre y, tras la presentación de su carta como prueba, el senador Douglas, juez del caso, decide condenar a Jack a prisión y a Irina a la pena de muerte. Sydney, desesperada, ataca al senador y con argumentos falsos le conmina a deshacer el veredicto. El arriesgado farol funciona.

Resumen themoviedb.org