R

evisar nuestra existencia una y otra vez. Ver a voluntad cada palabra y cada gesto de nuestra vida. Somos discos duros andantes capaces de alegrarnos, torturarnos y obsesionarnos viendo mil veces lo que ya hemos vivido. No podemos cambiar el pasado, pero sí revivirlo en un bucle. Sin duda, esto no puede resultar sano para una relación.

Resumen themoviedb.org